"Hiciste de mi rutina una aventura..."

"Hiciste de mi rutina una aventura..."
"Hiciste de mi rutina una aventura, provocaste en mí el desorden y la duda..."

Páginas vistas en total

jueves, 25 de enero de 2018

Capitulo 74: "¿Te gustaría cantar conmigo...?

  • Mientras tanto en otro sector de Madrid…




Narra Vane

-¿Y te fuiste sin decir nada? –Suelta el malagueño con el pote de nutella en la mano-
-Malú dormía. No quise despertarla. Había quedado en venir temprano a casa por Ponguito, que lo llevo bastante abandonado.
-Escríbele un was de buenos días al menos… ¿A ti te sucede algo? Digo entre vosotras está todo bien ¿no? –Pregunta curioso, robándome el vaso de agua que terminaba de servir para mí-
-La verdad… No sé. Esta un poco distante, sin embargo me reclamo anoche lo mismo a mí. Pero es que ella con su rollo del trabajo… -Dije haciendo señas-

  • ·        Mientras tanto en la casa de Pastora…

-Muy bien niña, mira que he suspendido mi clase de gym para recibirte así que más te vale que sea algo importante –Dice Pastora sirviendo dos tazas de café, en su cocina-
-Se fue… -Dice con la boca llena la sexy madrileña, mirándola a su amiga-
-Si… -Dice dudosa la señora Soler, mientras toma asiento y coge la azúcar, mirándola de manera extraña- Venga conmigo! –Dice eufórica- Se fue, se fue el perfume de sus cabellooooos –Suelta entonando la canción que escuchaba en Cadena Dial-

La señorita Sánchez le frunce el ceño, traga lo que está comiendo y suelta.

-No me refiero a eso. Me refiero a que tu amiga se fue hoy de mi casa y no me dijo nada de nada. ¿A ti te parece? –Dijo levantando sus cejas y quitándole el azúcar a su amiga-
-Bueno puede que no haya querido despertarte amiga, aparte piensa, tú cuando duermes tan profundo, eres como un tronco… -La interrumpe-
-Bueno podría haberme dejado un was diciéndome algo… No se… -Suelta mordiendo con furia una factura- Tu que harías si tu marido se fuera al día siguiente sin decirte nada, ¿ah?
-Me ahogaría en la pileta al regresar… -Suelta Francisco, ingresando a la cocina-

Y la señora Soler lo miraba con sus ojos brillosos, como cuando Malú mira a Vane o un plato de jamón xD.

-No seas exagerado amor –Suelta sonriente Pastora tras recibir un beso en la frente de su esposo-
-Aiinss pero son tan adorables –Suelta la madrileña mirándolos y cogiendo otra feta de jamón-
  • ·        Las horas pasaron y Pastora se fue de compras con Malú, le dio como consejo a la señorita Sánchez, que se ponga bien guapa e invite, por la noche, a la sexy malagueña para que vaya entendiendo de lo que se está perdiendo de comer, digo para que vaya entendiendo… Bueno ustedes me entienden xD…


Narra Pastora
La llevé de compras y le dije que esta noche invite a cenar a Amparo.

-Mira mujer!!! –Dije emocionada tras ver algo para Lula-
-Ay Pili mira este vestido!!! Me encanta!!! ¿Me entrara? –Dice preocupada-
-Claro que si –Dije dándole el visto bueno- Pero mira esto es lo que quiero que te pongas esta noche para mi Amparo!

Narra Malú
Había fichado un precioso vestido de noche y mi amiga me enseña algo que no tenía en mente a la hora de “comprar ropa”…

-¿Un baby doll? –Dije levantando mis cejas-
-Si niña!!! –Chilla de emoción- Recuerdo cuando discutimos con mi Francis, gracias a que me compre uno de estos, tuvimos una reconciliación de las mejores!!!
-Oye, si recuerdo que me lo contaste!!! –Sonreí- Pues oye… No está nada mal… -Solté mirándolo bien-
-Es transparente y tiene partes de encaje… Sexy… -Solté sonriendo-

  • ·        Mientras tanto en otro rincón de Madrid…


Narra Pablo
La he traído a mi amiga, a un buen sitio.

-¿Que hacemos aquí? –Pregunta curiosa-
-Hemos venido a que le compres un precioso obsequio a tu chica.

Bajamos del auto y le compramos unas rosas blancas que tanto le gustan a Malú. Según me dijo le envió un was para decirle que tenía cosas que hacer y ella le contesto que estaba todo bien. Y que esta noche nos invitaba a todos para una reunión en la piscina como quien inaugurarla, ya que comienzan las noches de calor. A todo esto, sabía que Pastora estaría haciendo su parte.

-Me porte muy mal… -Suelta bufando- Hace como si nada pero, vamos. Está enojada, lo sé.
-Espera aún nos falta ir a un lugar más pillina mía… -Solté mientras nos metíamos dentro del coche-

Unos minutos después…

-Un sex-shop? –Soltó mirándome de manera picara-
-Así es, siempre dicen que es bueno poner juegos nuevos en la intimidad así que… -Dije haciendo ruidos raros con mi garganta- Tienes suerte que una amiga mía atiende aquí así que habrá discreción.

Narra Vane
¿Ven que es el quien genera una mala influencia sobre mí? Pues más que nos reímos que otra cosa con todo lo que veíamos.

-Mira esto! –Me chista de lo lejos el malagueño-
-¿Que mi niño? –Dije acercándome- ¿Pero qué es esto? –Solté casi lanzando una carcajada-
-Wee, con esto, vamos, os van a escuchar hasta en Argentina cuando lo usen –Soltó entre risas-
-¿Pero es que la gente se mete estas cosas? –Pregunte casi enserio porque me parecía algo bastante… grande xD-
-Hay de todo en esta vida malagueña… Mira este otro –Dice enseñándome algo pequeño-
-Oye pero yo no necesito de estas cosas para que mi niña disfrute, ¿eh? –Solté con seriedad-
-Ya, ya se mujer, que por tu vida han pasado más mujeres que en la mía –Suelta entre risas- Así que algo debes hacer y demasiado bien –Dice y empezamos a llorar de risa-

Luego de que Pablo me dejo en casa, aproveché para buscar mi traje de baño y lo puse en mi bolso. Me vestí informal, pero fui a por todas. Esta noche quiero que se sienta especial.

  • ·        Horas después en Majadahonda…


Narra Malú
Todo listo, me veo en el espejo, tengo mi traje de baño, pero encima llevo unos pantalones cortos de jeans y una musculosa blanca. Me acomodo el pelo, hoy me lo alise. Tocan el timbre, si es Alejandro hará la barbacoa por ser el primero en llegar.

-Hola mi Malula –Suelta abrazándome con una botella de vino en su mano- Cuando no tú, descalza como mis peques en casa –Dice abrazándome-
-Hola amor mío!!! –Solté abrazándolo- Pues por ser el primero en llegar ya sabes, ¿no? –Dije sonriendo y levantando mis cejas-
-¿Que me obligaras a hacer corazón? ¿Quieres que llame a todas mis amigas músicos así, te hagan un concierto privado? –Suelta con cara de pícaro-
-Calla!!! ¿Qué van a pensar de mí los lectores? –Dije golpeando su hombro- Vas a cocinar, eso harás! –Dije levantando mis cejas-
-No van a pensar na malo –Dice cerrando la puerta- Si ya saben que te gustan cantantes y que saben tocar muy bien… -Dice con tonito pícaro mientras me abraza fuerte-
-Sabes que te odio, ¿no? –Dije intentando librarme pero me gana en fuerza-

Al rato llego Pili. Y  a los pocos minutos mi gorda junto a Pablo. El ingresa primero.

-¿Mi niña como estas? –Dice abrazándome fuerte y cogiéndome en sus brazos-
-Muy bien!!! Oye que como nos demos una hostia –Dije con miedo mientras me pone en el suelo otra vez- Me gusta como estas vestido –Dije mirándolo de arriba abajo- Esas bermudas están perfectas, molan –Dije y él sonreía-
-Tu sí que estas muy guapa, bendita la suerte de mi malagueña –Dice y Vane estaba colora como un tomatito-

Él nos deja y se junta con los demás en mi cocina. Mi Vane se aproxima y me acerca un ramo de flores blancas que son mis preferidas, como todos saben…

-Para vos mi amor –Dice sonriendo-

Y yo sonreía como una tonta, ¿qué más podía hacer?

  • ·        Se olvidó del enojo que tenía por la tarde… ¿Que fácil cae uno cuando está enamorado, no creen? xD… A ver veamos que más sucede xD.

-Adoro que me digas “vos” y no “tu”… -Dije haciendo voz de peque, cogiendo su mano-

Y con su otra mano acaricia mi mejilla izquierda, nos miramos unos segundos así y me aproximo más de puntillas de pies y le beso unos segundos, apoyamos nuestras frentes y sonreímos.

-Perdón… -Decimos al unísono y reímos-
-Perdón por ser tan gilipollas a veces gorda -Dice mirándome fijo- Eres una tía tan sensible y debo protegerte más de mí, a veces
-No. Quiero que me suceda de todo contigo… -Solté bajito así no nos escuchen-

Y me besó. Y de pronto siento los acordes de mi canción “Ahora tu” cerca, las dos nos distanciamos y en la puerta, al lado nuestro estaba mi hermano con su guitarra tocando mi canción.

-Hay pero que bonita escena… -Dice Pili afirmada en el marco de la puerta, de mi cocina mirando todo-
-Qué bonito, sigan niñas que está mejor que una telenovela mexicana –Dice Ale bebiendo una copa de vino-
-Pero es que es pa comerla, macho es súper tierna… -Dice Pablete con Lola en brazos-
-Hombre sigan, ¿que no ven que estoy poniendo música a su momento romántico? –Suelta mi hermano entre risas-

Las dos reímos pero Vane más al ver que yo estaba colorada como un tomatito.
Estuvimos todos en mi patio, en la piscina mientras Alejandro nos hacia la barbacoa. Luego nos dispusimos a cenar afuera, la noche estaba perfecta, típica noche de verano.

-¿Amor quieres que te pase el vino? –Dije a mi chica que estaba sentada al lado-
-Sí, gorda. –Dice y me roba un beso de la mejilla, mientras que con una mano presiono su pierna-
-¿Oigan porque no vino Melen? –Suelta mi hermano sirviéndose ensalada-
-La mujer no le habrá dejado –Dice Alejandro y todos reímos- Ya ves Malula? Lo has invitado a una cena entre amigos y no vino, no deberías invitarlo más a que cante contigo en tus conciertos –Suelta con seriedad y todos llorábamos de la risa-Estas cosas no es de amigos, mírame a mí, tengo esposa, hijos y tú me invitaste y aquí estoy.
-Wee Ale pero porque tu mujer sabía que venias a lo de Malú que si era otra… Dudo que te dejaran ir ¿eh? –Dice mi hermano y reímos-
-Sí, si… -Solté- Que tu mi amor eres un demoniete… Ves una falda y te pierdes… -Dije seria y todos reían-
-Que va… Malú come hija mía, come mejor, que calladita estas mejor –Dice Ale picándose- Por cierto, Vane, corazón mío, ¿eres celosa?
-Que va, para nada. –Dice mi chica bebiendo su copa y yo reí, y se me quedo mirando-
-Bueno mi amor, mi niña se te está riendo en to la cara, así que me estas mintiendo –Dice Ale y Pili reía-
-Que no, que no miento. Que es verdad –Dice mi chica justificándose y me mira y me arroja la servilleta así deje de reír-
-No es verdad –Proteste- Acaso aquella vez en Puertollano, ¿qué? –Le dije levantando mis cejas-
-Bueno gorda, pero el tío ese era bastante cansino –Soltó bufando y largando una carcajada-

Resulta que aquella vez en Puertollano, estaba muy emocionada que mi gorda venga una vez más a compartir escenario conmigo. Y previo al concierto estábamos en mi camerino y llega alguien que trabaja en ese recinto, no recuerdo si era un sonidista de allí, el punto es que la señorita Martin se me puso celosa.
Estábamos en el camerino y entra el tío en cuestión.

-Un honor que actúe en este sitio Malú –Suelta besando mi mano y yo quedé sorprendida ante ese acto de caballerosidad que en esta época ya no hay-
-Muchas gracias! –Dije ruborizada- El honor es mío que pueda estar en un lugar así.

Y él me seguía hablando con un sumo respeto que me dejaba asombrada. A metros la tenía a Vane, que observaba todo, lo poco que pude girar a verla parecía un león enjaulado.

-Que preciosa es la sobrina de Paco –Suelta el a mi manager que estaba allí-

Luego de unos minutos al fin todos se retiran y me acerco a mi Vane y…

-Que honor… -Suelta besando mi mano imitando al tío- Pero que preciosa eres Malú… -Dice con una leve mueca- Y tú que babeabas… -Dice buscando su guitarra-
-¿Estas celosa cariño? –Dije abrazándola por la espalda y ella seguía con su guitarra-Pero si la unica que me tiene locamente enamorada eres tu.. . -Dije y sonrió-

Volviendo a la actualidad…

-Bueno es que mira corazón mío de mi alma –Suelta Alejandro- Con Malula es así. Vas a tener que cuidarte de todas partes porque como la buscan… -Dice riendo-
-Hombre, a Vanesa también, ¿eh? He visto cada cosa que han hecho por ella... -Suelta entre risas Pablo y quise saber mas-
-¿Que cosas cariño? Anda cuenta -Solté sonriendo-
-Ya, no mientas asi malagueño que hablare de ti, ¿eh? -Dice mi chica con picardia-
-Es sensación mía o se están sacando los trapitos sucios al sol? -Dice Ale entre risas-
-Pero miren de felices que se las ve, mis niñas –Dice Pili cogiéndome de la mano- Me hace muy feliz verlas así
-Por cierto, no es por meter pullitas ni na -Suela Ale- Pero Vane ten cuidado porque Malu es buscona y presumida, tu te has descuidado y ya tiene seducidos a todos en el plato de La Voz -Suelta y todos rien-
-Calla que no es asi -Solté arrojandole una servilleta en la cara-
-Así me busco a mi -Dice sonriendo, mi chica, y acaricia mi pierna debajo la mesa-
-¿Nadie va a comer esa porción que quedo en la parrilla? –Dice Pablete intentando repetir por cuarta vez la cena…-

Todos reíamos. Unas horas después se fueron nuestros invitados. Cierro la puerta y me dirijo al patio, estaba mi chica jugando con Danka. Me afirme al marco de la puerta y las miraba embobada.

-Niñas despacio, ¿eh? –Solté y Danka se calmó-
-Gorda, estuvo riquísima la cena –Dice mi gorda acortando distancia-
-Es verdad, Ale cocina muy rico. ¿Vamos a descansar amor? –Dije en su oído y me distancie-

Ella sonrió y me siguió sin decir nada. Entramos a mi habitación a tras pies, entre besos, risas a mitad de besos y caricias perdidas…

-Espera gorda… -Dije como pude ante sus besos-
-¿Que sucede amor? –Dice sonriente-
-Espérame unos segundos, ya regreso gorda… –Dije y me fui al baño-

Narra Vane
Estoy ofendida con la tercera narradora de esta novela, que hizo que más narre mi chica que yo, el capi entero casi. En fin, volviendo a la novela, pasamos una hermosa noche, mis amigos son súper graciosos. Aproveché y como quien esperar a mi chica, me quité las zapatillas y tome asiento en la cama. Solo las lámparas de la mesa de noche alumbraban toda la habitación. Esta noche tengo algo que decirle a mi gorda, algo muy importante. De pronto se abre la puerta del baño y olvidé hasta mi nombre…

Ella se acerca a mí con un baby doll negro, con encaje y transparente, que le quedaba tan sexy… Sonrío como una boba, porque ella es mi mundo.


-Madre mía… -Solté mordiéndome el labio inferior, mientras veía como acortaba distancia-
-Mmm pero de boba que esta mi gorda… -Soltó mientras movía un poco sus caderas para hacerme perder más la cabeza-
-Ven para acá… -Dije acercándome y tomándola de su cintura, robándole un beso intenso-

Puso sus brazos alrededor de mi cuello y nuestros besos eran más intensos si cabe. Estábamos al lado de su cama. Me distancie un segundo. Y sin mediar palabra me quita la blusa.

-Espera. –Solté entre suspiros, ella se inquieta-
-¿Que sucede cariño? –Suelta de manera dulce, mientras me quita el pelo de mi cara-
-Hay algo que debo preguntarte. –Ella me mira con curiosidad- ¿Te gustaría cantar conmigo en el Arteria Coliseum, mi amor? –Solté sonriendo y a ella se le iluminó el rostro-
-Claro que quiero boba –Dijo sonriendo y robándome un beso- Te estabas tardando en invitarme, ¿no? –Soltó y sonrió-
-Ahora, ¿en que estábamos? –Dije haciéndome la desentendida y ella me empujo a la cama-
-En que esta noche vas a ser mía… -Suelta encima de mí-

La besé con ganas, mientras colaba mis manos bajo ese baby doll que cubría su hermoso cuerpo. De un leve movimiento hago que quede bajo mío. Me perdía en su rico perfume, mientras besaba su cuello, suspiraba, sonreía, mientras dejaba besos en su cuello y con mi mano izquierda bajaba lentamente un bretel de su prenda. Mientras que sus manos se deshacen de mi sostén con suavidad. Sonreímos y me empuja nuevamente quedando sobre mí. Se apodera de mis pechos, jugando con uno con su boca y masajeando el otro con su mano. Suspiro, acaricio su cabeza mientras cierro los ojos disfrutando. 



Mientras va directa a mi otro pecho a estimularlo, sus manos inquietas están desabrochando el botón de mi pantalón corto. Desciende con sus besos por mi vientre, y mi ritmo cardíaco va en aumento. Me quita lentamente el pantalón corto junto al tanga, y sonríe mientras arroja mi ropa al suelo. Sigue jugando en mi ombligo y me desespero.



En un descuido baja rápidamente entre mis piernas y pierdo la poca cordura que tenía… Sentía la finura de su lengua recorriendo todos mis recovecos a su paso, y centrándose en mi punto débil, haciendo que me aferre a su pelo y a sus sabanas. Su lengua hacía y deshacía de mi lo que quería.


Narra Malú
Como me pone escuchar los gemidos de mi gorda, y verla así de entregada ante mí. Me mira mientras disfruto de ella, se aferra a mis sabanas porque sabe que después de estos 5 minutos interminables viene la mejor parte. Y entre jadeos, y tironeo a mi sabana, la hice mía. Subo hasta su boca frotando mi cuerpo sobre el suyo, para hacerla participe de su deseo. Sus manos se aferran a mi cuerpo y con suavidad logra quitarme el baby doll mientras sonríe y acerca su peligrosa boca a mi cuello, cierro los ojos y me entrego a lo que me hace sentir.
Se posa sobre mí, mientras sus besos descienden sobre mis pechos y estimulan mi placer haciendo que se apaguen de a poco todos mis sentidos…
Mientras que su mano izquierda baja lentamente por mi abdomen directa a mi punto débil que la esperaba con ansias… Subió sus labios a mi cuello y su mano en mi sexo se movía sin parar.



Con una mano me aferraba a sus cabellos al sentir sus besos deseosos en mi cuello, mientras que con la otra mano arañaba su espalda tras cada envestida.

Y así, disfrutamos de esta maravillosa noche de pasión, que hacía tiempo que no teníamos.


Continuara... 
------------------------------------------------------------------------------------------------------
Mil gracias por la visita a la novela y al blog valu!!! Sean felices!!! Y gracias por pasar a leer un poco de ficción!!! :)

martes, 12 de diciembre de 2017

Capitulo 73: "Antes todo era diferente..."


  • ·        Comenzó el mes de junio del 2012 y las cosas no podían ir cada vez mejor. Las cosas iban viento en popa para la señorita Martin quien tenía una agenda muy apretada entre conciertos y más conciertos; por otra parte la señorita Sánchez, no paraba un instante, entre las grabaciones de La Voz, cosillas nuevas que preparaba, su disco Dual y demás. Pero no os preocupéis que el amor entre ellas sigue sintiéndose en el aire, ya que siempre se hacen un hueco para mantenerse en contacto. Lo llevaban todo de maravilla o al menos eso simulan xD.



Narra José
Mi hermana nos tiene como esclavos en el estudio a mí y al pobre Rubén. Con esto que quiere armar algo nuevo… tiene un humor, madre mía, no veo la hora que Vane regrese a Madrid y la calme, porque vamos.

-José –Suelta chasqueando sus dedos en mi cara- Vamos, que quiero que retomes desde el principio la canción. –Ordena-
-¿Otra vez? –Solté entre quejas-

Rubén me mira en plan “no le contradigas porque nos da una hostia”.

-Si otra vez. –Dice mirando el móvil por décima octava vez-

Narra Malú
Hace dos días que llevamos un pelín distante con Vane. Entiendo que la gira está siendo extensa. Luego de nuestro fin de semana junto a Pili y Pablo, se fue a Valencia y ayer tenía fecha en Murcia. Y comprendo con el cansancio que termina luego, pero nuestras conversaciones se resumen en un “hola y adiós”, y no estoy acostumbrada a eso.

-Para. –Ordene a mi hermano-
-¿Y ahora? ¿Qué sucede? –Dice confundido-
-Mejor lo retomamos mañana, ¿vale? –Dije atendiendo una llamada de Rosa-

Narra Vane
Estoy volviendo de Murcia, y aprovecho de llamar a Malú. No entra la llamada, para variar. Llevo 3 días sin verla y dos en los que no podemos coincidir. El instante que lo tengo libre durante el día, ella lo tiene ocupado. Al final siempre terminamos hablando a la noche antes de dormir.

-En horas llegaremos a Madrid amiga mía –Suelta Ana, quitándome de mis pensamientos-
-Si al fin. –Resople y ella sonríe-

  • ·        Mientras tanto en Madrid…




Narra José
Al fin terminamos unos ensayos. Ya saben ultimando detalles que se quiere para Dual. Me fui a descansar un rato en casa y luego debía pasar por mi hermana durante la tarde, a dejar unas cosas.

Narra Malú
Hace un calor. Llegue a casa y lleve a mis niñas al parque a caminar. Las veía corretear y eso me quitaba una sonrisa. Reviso mi móvil y le marco a Vane.

-Hola gorda, ¿cómo vas? –Dije siguiendo con la mirada a Danka y las niñas-
-Gorda!!! Muy bien, estoy volviendo a Madrid –Suelta tras línea- Te he echado de menos…
-Corazón y yo… -Solté con un hilo de voz- Pero me alegra que estés de regreso. Esta noche te espero en casa, ¿vale? ¿O voy a la tuya? Lo que a ti te parezca mejor, gorda.
-Mejor voy a verte gorda, que mi casa debe estar un desastre –Dice entre risas-
-Vale gorda, pero sabes que si quieres voy. Sé que llegaras cansada –Dije mientras caminaba y sin darme cuenta pise popo de perro-

Luego de quedar de acuerdo, regrese a casa. Bañe a mis niñas y prepare la bañera con sales relajantes y aromáticas, que hoy tuve un día súper tenso y necesito relajarme.



Me quito la ropa y me hago un moño, y me meto en la bañera. Inclino mi cabeza y me relajo, pienso que cocinare para recibir a mi gorda. Mejor nada, pediremos comida y ya. Sonrío al pensar que solo en horitas la tendré en mi casa y me impregnara con su aroma. No puedo evitar acariciar mi brazo izquierdo y parte de mi pecho, bajo el agua, lento, mientras pienso en sus ojos, sus manos, su boca, su respirar a solo centímetros de mí. Miro a mi lateral y observo la regadera.

  • ·        Mientras tanto en otro sector de Madrid…


Narra José
Me están haciendo narrar mucho en este capítulo, así que espero que me aumenten el sueldo, vamos. Como os decía, voy directo a casa de mi hermanita a dejarle unos micros que he comprado. Aparco, y voy directo.

-Hostia, la casa sin llave. –Dije abriendo la puerta- Así cualquiera podría entrar a robar, vamos.

Me dirijo al patio, no estaba. Voy a la cocina, lugar donde pensaba encontrarla y nada. Subo a su habitación y nada. Ingreso a su baño y…

-HERMANITA LLEG… -Grite abriendo la puerta a lo guasa- ¿PERO PORQUE TIENES LA REGADERA ALLÍ? –Solté con mis ojos como platos-
-LA MADRE QUE TE PARIO JOSE!! –Soltó del susto y me arrojó con el jabón-
  • ·        Mientras tanto en el barrio La Latina…


Narra Vane
Llegue por la tarde y aproveche de dormir un ratito en mi cama abrazada a mi niño Ponguito. Como echaba de menos mi cama y mi perro. Me levanto, preparo las cosas para la ducha. Me quito la remera y el pantalón corto y la ropa interior. Y me dispongo a ducharme tranquilamente. Aun no sé qué ropa me pondré para ver a mi chica.

  • ·        Volviendo a Majadahonda

Narra Malú
Morí de la vergüenza con que me haya encontrado en ese plan, mi hermano. Me estoy cambiando y no sé con qué cara lo mirare al bajar. Pero bueno, estoy contenta porque me viene a traer algo importante. Me puse un pantalón corto de jeans, y una blusa negra larga, look muy fresco y de verano. Unas sandalias bajas y el pelo suelto. Me dispongo a bajar a mi salón.

-Hermanita aquí tienes el cd con la copia que pediste –Soltó colocándolo sobre mi mesa, mientras acariciaba a mi Danka en el sofá-
-Ainss que emoción!!! –Chillé- A piano solamente ¿no? –Dije tomando asiento-
-Si cariño mío.  Te veo muy emocionada, ¿acaso mi cuñada ya regresó? –Dice con mirada picara-
-Sí, hoy volvió. –Dije ruborizada-
-Ahora entiendo porque hacías, lo que hacías antes… -Dijo entre risas y lo fusilé con mi mirada-
-Que sea la primera y última vez que entras a mi baño sin llamar a la puerta, ¿eh? –Sentencie lanzándole un cojín porque no paraba de reírse-

Pasaron las horas y estaba nerviosa. Mi hermano me hablaba cosas y me distraía, faltaba poco para que llegue mi Vane.

Narra Vane
Decido ponerme un jeans azul y una remera gris, zapatillas. Necesitaba comodidad. Pelo suelto y mucho perfume. Me monto en el coche y me dirijo a la casa de Malú. Me hizo bien dormir un poco, recupere fuerzas. Antes decido pasar por una heladería que queda camino a su casa. Compre sus gustos preferidos y los míos.
No más llegar y me abre la puerta con una sonrisa.

-Traje helado gorda!!! –Solté sonriendo, mientras pasaba dentro-

Tras cerrar la puerta tras de mí, me abrazó con fuerzas. Se acercó mi cuñado José y me quito el helado.

-Ay gracias cuñadita no te hubieras molestado! –Suelta con gracia y se va a la cocina-
-Gorda, no tienes idea –Dice besándome- cuanto te eche de menos –Sonríe y vuelve a besarme-
-Me separo unos segundos y con mis manos en su mejilla suelto- Te extrañé gorda y mucho –Y volví a besarla con un poco de intensidad-
-Bueno, bueno por favor que estamos aquí con mis sobrinas y tenemos ojos, ejem, ejem –Dice tosiendo a propósito y las dos reímos.

Estábamos en el sofá con el tv encendido, nos poníamos al día y me preguntaban qué tal me había ido. Mientras José me preguntaba cosas con curiosidad, mi chica me prestaba atención con una sonrisa y su mano reposando en mi pierna. Y a cada rato le sonaba el móvil.

-¿Si? –Suelta respondiendo la llamada por décima vez- Ya regreso. –Dice bajito y va a la cocina-
-Esta insoportable. –Suelta José, agarrándose la cabeza, y me da gracia- Estos días nos tuvo de esclavos a Rubén y a mí y bueno, al resto de la banda. Estos días hicimos una cadena de oración con Rubén para que regreses pronto y la calmes porque vamos…

No pude evitar soltar una carcajada y él se contagió. Se despide mi cuñado, que quería dejarnos solas así disfrutemos la noche. Y mi chica regresa de la cocina.

-¿Y José? –Dice levantando las cejas-
-Se acaba de ir gorda, dijo que tenía una cena. –Dije cogiendo mi móvil-
-¿Encargamos comida? –Dice sonriente como una niña peque-
-Si gorda, que no veas el hambre que tengo –Dije entre risas-

Narra Malú
Pedimos pizza y comimos como desesperadas. Nos olvidamos de dietas y todo. Luego bebimos una botella de vino, que era de Alejandro, se la olvidó el otro día en casa, pero bueno, me importa poco, sabía muy fino y rico.

-Oye, me he dado cuenta de algo –Dice mirándome fijo, con la copa en la mano-

Pensé, al fin se dio cuenta de que cambié mi perfume y que tengo mi pelo un poco más claro de lo normal.

-¿De? –Pregunté con mis cejas levantadas-
-Noto el pelo de Danka más blanco de lo normal, ¿o es impresión mía? –Dice seria, mirando a Danka que estaba en su cama a unos metros de nosotras-

Sonreí con muy poca gracia la verdad.

-Pues… -Dije haciendo fondo blanco a la copa- Creo que esta normal, y que estas muy cansada y ves cosas raras –Dije abriendo mis ojos como platos-
-Oye que tampoco estoy tan mal –Dice entre risas- ¿Qué te pasa? –Dice al verme seria-
-Nada. –Dije seca- Estoy un poco cansada, hoy por la mañana ensayamos horas seguidas, ayer también… -Dije levantándome recogiendo las cosas-

Ella no hace intento en ayudarme, como lo hacía antes. Hago como si nada me afectara y una vez que vuelvo al salón, ella veía la tv mientras tomaba un poco de vino. Tomo asiento a su lado y enciendo un cigarro.

-No fumes gorda… -Dice con el ceño fruncido-
-Es mi casa y aquí las reglas las pongo únicamente yo –Dije dando la primer calada-

No me dijo nada, volvió la vista a la tv.

-Ya… Disculpa, no debí… -Suelta balbuceando-
-Ya… Disculpa tú que llevo unos días complicados… -Dije acercándome a la mesa a por el cenicero-

Narra Vane
Era hora que me tocara narrar ¿no? Como os decía, la verdad no sé qué está pasando.

-¿Está todo bien? –Pregunté curiosa-

Su rostro estaba muy tenso y su mirada indiferente.

-Sí. ¿Porque estaría algo mal? –Dijo con el cenicero en su pierna-
-Bueno… -Dije pensando no se en que-
-Ahora descansas de conciertos hasta casi fin de mes ¿no? –Soltó y me sorprendió-
-Pues sí, al fin un respiro.
-Un descanso de viajes, te vendrá bien –Dijo con una mueca mientras seguía con el cigarrito-
-Bueno, tenía pensado hacer un viaje dentro de dos días a Tarifa… -Y su mirada dijo lo que no dijo su boca- Había quedado con unas amigas y tal –Dije y tome otro sorbo más de vino-

Volvió su mirada a la tv sin emitir una palabra.

-De todas maneras volveré rápido porque Ana consiguió varias notas para que haga en algunos portales web previo al conci en el teatro Arterian Coliseum
-Pues genial cariño. –Dijo terminando de fumar al fin-
-Malú… -Dije y me miró-
-¿Qué? –Dijo con un hilo de voz-
-No deberías exigirte tanto en el trabajo. Hablábamos con José y me contó que estos días no han sido nada fáciles y me preocupa… -Dije tomando su mano-
-Mi vida es trabajar, no puedo estar sin hacer nada. Y este disco Dual, es algo que me apetece mucho lanzar

Me acerqué más y la besé. Duró segundos.

-¿Qué pasa? Hasta Danka me correspondió mas mis mimos que tu –Dije sonriendo porque ya no sabía si hablar seriamente o poner un poco de humor-
-Pasa que… -Resopla distanciándose un poco- Míranos. –Dice mirando todo el salón y luego mirándome a mí-
-¿Lo dices por las perras? Vale entonces mejor no –Dije entre risas y su mirada otra vez era de furia-
-¿Sabes qué? Mejor me voy a dormir –Dice intentando levantarse del sofá y la tome del brazo haciendo que se siente nuevamente-
-¿Porque no me dices que sucede?
-Sucede que no me prestas atención, eso sucede. –Suelta mirándome fijamente- Sucede que no tomas en cuenta detalles que antes lo hacías, como una simple cosilla tan sencilla de… -Dice haciendo ruidos raros con la garganta- Me he cambiado un poco el tinte del pelo y tu ni enterada, me he cambiado la fragancia y a ti te suda. Sin contar que durante esta semana, vamos, hablábamos solo por la noche 5 minutos… -Dice jugando con el hilo de su pantalón corto-
-Vale, si, llevas razón. Disculpa gorda, llevo cansada con los horarios que he manejado últimamente, por eso no noté lo de tu cabello, que por cierto te queda precioso. Pero es que a los horarios que yo podía tú no podías. Si no hubieras estado trabajando tanto podríamos haber coincidido… -Me interrumpe-
-¿Ahora es mi culpa de que no podamos coincidir? –Dice mirándome-
-A ver no dije eso, pero a lo que voy que puedes organizarte en horarios y no exigirte tanto
-Y tú también deberías de organizarte y al menos escribirme un “estoy bien” “te echo de menos” o simplemente alguna tontería, no se… Antes todo era diferente…

Tiene razón, esta semana fue un infierno. Estuvimos muy distantes. Pero no solo es mi culpa.

-Bueno, ¿y tú qué? –Re pregunté- Luego de aquel fin de semana en la casa de Pastora yo tenía el día libre, pero tú organizaste una reunión con tu equipo y te consumió el día eso. Habíamos quedado en cenar juntas como despedida y al final nada.
-Pero era trabajo, cosas que no podía posponer… -La interrumpo-
-¿Y yo te lo reproche en ese entonces?
-Ahora lo estás haciendo –Dice en modo peleadora activado-

Nos miramos en silencio y con las miradas nos dijimos todo lo que conteníamos en silencio. Solo se escuchaba el sonido del tv. Dejamos de mirarnos, así estuvimos un minuto.

Narra Malú
Me está costando pero debo calmarme, no debo decir cosas en caliente que no quiero herir, pero siento que últimamente la situación me sobrepasa.

  • ·        Mientras tanto en la casa de Rosa…

-Esta semana he notado a Malú muy enfocada en el trabajo
-Si es verdad, ha pasado casi todas las horas entre ensayos, reuniones, y papeles. Muy poco tiempo ha pasado en su casa. A decir verdad, me preocupa un poco –Sostiene Sol Pineda-
-Eso significa una cosa. –Dice sonriendo mientras bebe una taza de té-

  • ·        Volviendo a Majadahonda…

-Sabes mejor será que descanse, y tú también. Mañana cuando estemos más calmadas hablaremos… -Sostiene la sexy madrileña haciendo puchero cual peque que le han quitado la teta, xD-
-Vale. Lo entiendo, ¿ahora me estas echando sutilmente? –Dice la sexy malagueña fusilando con su mirada a su chica, mientras se cruza de piernas muy cómoda en el sofá-
-No, no te estoy echando cariño. Puedes quedarte a dormir que es muy tarde para que vayas a tu casa. –Dice suspirando de resignación la madrileña, mientras se acomoda el pelo al costado-

Narra Vane
Me odio por estar siendo así, pero es que en parte tiene razón pero en parte no reconoce que también es su culpa. No quiero sentirme así… Decido abrazarla sin que se lo espere.

-Vane… -Dijo sorprendida-
-Shh no digas nada. No estemos así.

Me abrazó fuerte.

-Te eche mucho de menos gorda… -Dijo casi como un susurro-
-También yo gorda. –Solté dándole un beso en la frente- Sera mejor que descansemos, ¿vale?-Dije acariciando sus mejillas y ella cerraba los ojos-
-Sí, que estoy cansada y seguramente tú también debes de estarlo

Nos levantamos del sofá y fuimos a su habitación, me había dejado un pijama en su casa así que me puse eso. Lo mismo hizo ella, se puso el pijama y se acostó. Dormí abrazándola.

  • ·        Al día siguiente…


Narra Malú
Despierto por la alarma del móvil y me estiro como cuando lo hace Chanelo. Me restriego los ojos y miro a mi lado de la cama y Vane no estaba.

-¿Gorda? –Dije pensando que estaría en el baño-

Me levanto y me fijo en el baño y nada. Bajo las escaleras, a lo mejor estará preparándome el desayuno. Danka y las otras niñas vienen a mi encuentro.

-Buenos días hijas mías, pero que guapas despertaron hoy –Dije hablándoles y acariciándolas- Venga ¿quieren salir al jardín?  Vamos!

Llegue a la cocina y no estaba. Le abrí la puerta a mis niñas así salgan al jardín, y mientras esperaba a que este el café, reviso mi móvil.

-Ni un puñetero mensaje Vanesa… -Resople y arroje el móvil sobre la mesada-

  • ·        ¿Y ahora que pasara?; ¿porque se habrá ido la sexy malagueña?; ¿acaso se habrá enojado tras el reclamo de anoche por parte de su preciosa chica? xD; ¿porque Pablo y Pastora no aparecieron en todo el capi?, ¿Que habrán estado haciendo y con quién?;¿porque no tomaron el helado al final?; ¿esta actitud de Vanesa hará que Malú se desquite con su trabajo nuevamente?; ¿Sera capaz la señorita Martín de dejar a dos velas a la señorita Sánchez, una vez más?


Este capítulo continuara… 

------------------------------------------------------------------------
Gracias por cada visita al blog!!! Se los super agradezco, esos minutos de su tiempo que pasan por acá, o por el blog valu "Donde hubo fuego..." , incluso por mi otra novela a duo con @_MLVM "Quimera"!!! 


miércoles, 1 de noviembre de 2017

Capitulo 72: "Te amo cariño"


Narra Vane
Soy la primera en despertar y eran las nueve de la mañana. ¿Quién se despierta a esa hora un sábado? Malú dormía tranquilamente. Me acomodo frente a ella y cierro los ojos. De pronto siento que la cama se mueve, abro los ojos y era que mi niña estaba soñando y se movió repentinamente. Me senté en la cama y cogí el móvil, lo encendí recién porque el día de ayer mi chica me dijo que dejara apagado el móvil, así me desconectara del mundo. Igual que ella lo hizo ¿eh? No vayan a pensar que ella me ordena cosas, porque no es así.

  • ·        Nooo, eso no pensaríamos jamás…xD

Y recién veo los mensajes que tenía, uno de Inma preguntándome que tal estoy, por donde ando. Luego tenía otro mensaje de India, preguntándome acerca del otro día. Le respondo que no se preocupe que con Lula está todo bien y que eso si evitemos hablar de ese tema así no ocurra ningún momento confuso. Una vez que dejo de hacer eso. Le hago unas fotos a mi chica mientras duerme. 



Y me quedo contemplándola. Es hermosa. La veo muy arropada con las sabanas y como su brazo abraza la almohada.

Narra Malú
Me despierto porque siento los dedos de mi gorda, caminando por mi espalda. Sonrío aun con los ojos cerrados. Estiro mi brazo y mi mano choca con su cuerpo.

-Buenos días gorda –Dice observándome y apenas la veo con mis ojos entreabiertos-
-Buenos días gorda. –Digo apenas incorporándome – ¿Qué hora es cielo?
-Las 9:35 gorda… -Dice robándome un beso- ¿Vamos a desayunar? –Suelta bajándose de la cama-
-Si deberíamos que tengo un hambre… -Dije poniéndome una remera de mi chica-

Veo como mi Vane se pone una remera larga también, y se acerca al espejo para peinarse. Me aproximo a donde ella, y la abrazo por detrás.

-¿Que sucede gorda? –Pregunta ante mi acción-
-Falta nada para Junio gorda… -Dije afirmando mi mentón en su hombro- Quiero playa contigo y no sé si nuestras agendas van a coincidir…

Se da la vuelta y me mira seria.

-De alguna manera haremos que coincidan… -Me besa en la frente y la abrazo fuerte-
-Quisiera estar así para siempre contigo… -Dije con mis ojos cerrados-
-También yo gorda, eres lo que más me hace feliz –Suelta y la miro, me pongo en puntillas de pie y la beso-

Se separa unos centímetros y sonreímos. Entrelaza su mano con la mía y dijo algo que no me espere.

-Me habías dicho que este tatuaje del brazo, son nombres de tu familia y Vero, ¿no? –Dijo acariciándome el tatoo-
-Si gorda, ¿porque la pregunta? –Pregunté mirándola sin entender-
-Solo me parece bien… No se nunca me imaginé tatuarme el nombre de mi mejor amiga Ana, por ejemplo… -Dice entre risas-
-Es que… -Digo mirando el tatuaje- Ya te he contado la historia y Vero es… Muy especial, estuvo cuando nadie más y…

Automáticamente recordé aquel viaje juntas a Disney, hace unos años atrás, antes de que Vero tenga a mi ahijada. Éramos dos niñas en la tierra soñada. Recuerdo que nos tomamos fotos con Mickey, Minie y hasta el Pato Donald. Y luego en el hotel cuando hablábamos de todo lo que planeábamos para el futuro…

-¿En qué piensas? –Me preguntó mientras encendía un cigarro en el balcón-
-Pues, ¿no te gustaría trabajar en mi equipo? –Respondí y ella se sorprendió-
-Lula, cariño… No creo que deba… Compartimos tanto juntas que no se si funcionara…  Me gusta acompañarte a algunos conciertos, pero… -La interrumpo-
-Te necesito. Necesito a mi lado a alguien en quien confíe ciegamente, y que me diga en que momento las cosas se me están yendo de las manos. Y tú eres esa persona que durante años me guió. –Con su mano coge mi cigarro para darle una calada-
-Me encantaría. –Suelta sonriendo y la abrazo-
-Muchas gracias!!! –Solté- Venga devuélveme el cigarro… -Y ella rió-
-Oye este viaje me recuerda tanto a nuestro primer viaje juntas a República Dominicana. ¿Recuerdas?
-Uff, como olvidar eso tan bonito que vivimos juntas… -Solté mirándola-
-Entonces… ¿Pensaste lo que hablamos anoche? -Soltó perdiendo su mirada en el paisaje-
-Si, cariño. -Dije exhalando el humo del cigarro y contemplando el paisaje-
-Me miro sorprendida y dudosa soltó- ¿Intentamos agrandar la familia? –Dice acercándose, cogiendo mi mano-
-Sí, claro que quiero. –Solté sonriendo-

Y un cojín en mi cara me trae a la realidad…

-¿Oye estas bien? –Pregunta mi chica-
-Sí, gorda, disculpa… Solo que recordé que debo hacer una llamada a mi hermano para saber cómo están mis hijas –Dije yendo hacia mi bolso-
-¿Se puede? –Dicen detrás la puerta-
-Si mi niño –Suelta mi Vane-

Abre la puerta el malagueño.

-No vaya a ser –Suelta cantando- que vea alguna pose indebida entre vosotras y luego no pueda dormir –Dice de manera normal,  y reímos- Venga a desayunar!

  • ·        ¿Ustedes entendieron lo mismo que yo? xD. Mientras tanto en Majadahonda…


Narra José
Estaba haciéndome un cafecito y llevándolo en bandeja a la cama.



-Danka cariño, sube –Ordené- Aquí tienes mi niña –Solté mientras le ponía su plato con alimento- Hoy vamos a desayunar en cama por ser sábado.

Y en eso que me siento en la cama, miré a la mesita de noche de mi hermana y veo una cajita. La abro y dentro había muchas cosas, entre ellas…

-Noooo, pero si son canciones de mi hermana! –Solté mirando a Danka-

A los 20 minutos casi, veo que mi móvil suena…

-Hola cariño dime ¿cómo están mis niñas y mi gato?-Suelta mi hermana tras línea-
-Hola buenos días a ti también, pues veras están muy bien tus niñas, aunque Rumba y Lola, hace rato vi que jugaban con uno de tus tacones en el patio –Y reí-
-¿QUEEE??? –Alejé el móvil que gritó por si no se dieron cuenta- NO, NO QUE NO DEJE NADA SOBRE EL SUELO JUSTAMENTE PARA QUE NO SUCEDA ESO!!!
-Mentira hermanita, que estaban jugando con sus juguetes. Eso si debo decirte algo… -Dije seriamente-
-Ah vale, me hiciste asustar! A ver dime… ¿Pasó algo? ¿Mi madre está bien?
-Sí, nuestra madre está bien desde tu viaje –Solté entre risas-
-Bueno al menos soy más independiente, no como tú que nunca viajas solo por estar en casa de nuestra madre –Soltó entre risas-
-Tú no puedes estar sino peleas, ¿no? ¿Qué necesidad que los lectores se enteren de estas cosas? –Dije indignado y ella reía- Escucha no encuentro a Chanelo, la verdad salió anoche y aun no volvió
-¿Chanelo? No, imposible. No es de irse por ahí, esta operado –Dijo preocupada y yo quería reír-
-Era una bromis tonta –Solté entre risas-
-José que eres tonto tío –Dijo riendo del otro lado-
-Escucha hermanita esto tan interesante que estaba leyendo… -Dije mirando la hoja de una letra que escribió mi hermana- “Sus ojos me hipnotizan, su mano izquierda me dirige, sus movimientos me aceleran y su risa loca me desarma” Oye pero que ñoña eres! –Solté entre risas-
-JOSE LA MADRE QUE TE PARIO!!! –Suelta indignada a los gritos- Deja eso donde estaba!!! Que me da vergüenza que lo leas!!! –Suelta bajito-
-Espera, que esta me gusto más… “Quiero el poder de ser invisible para entrar a su habitación y mirarla mientras se to…” –Me interrumpe-
-QUE TE CALLES!!! –Gritó y yo reía- José no seas así!!! Veras cuando vaya a tu casa voy a revolverlo todo!!!
-A ver, no. –Continué leyendo porque sé que vosotros queréis leer un poquito más- “mientras toca la guitarra pensando en mí, y meterme entre sus…” Espera!, ¿dice piernas o puertas? –Dije llorando de la risa mientras ella me regañaba-
-QUE TE VOY A MATAR!!! –Suelta gritando-

  • ·        Menuda canción seria esa ¿eh?, xD. El día transcurrió de manera normal, todos desayunaron, luego fueron a disfrutar de la naturaleza. Almorzaron todos juntitos y por la siesta tomaron sol y disfrutaron de la piscina… Una vida envidiable la verdad, xD.


Narra Pastora
Disfrutamos a tope del día. Había hablado con mi adorado esposo y me dijo que me traía regalos de su viaje. Así que procure tomar un poco de solecito, Pablo y Vane estaban en la piscina jugando con una pelota inflable y me salpicaban los muy capullos, y Malú… Esperen ¿dónde está esa chiquilla?

-NO SALPIQUEN!!! –Ordené y los malagueños se reían en to mi cara-
-Vale, vale, venga juguemos Vane –Suelta Pablete lanzándole la pelota a Vane-
-¿PILI QUIERES UN POCO DE COCA COLA? –Gritó desde la cocina Lula, y la habrán escuchado hasta en Coria, mi lugar natal-
-SIII –Respondí y me puse las gafas de sol-

Narra Vane
Jugábamos con Pablete y mi chica se acerca con dos vasos de coca cola con hielo. Los coloca en la mesa de afuera y se sienta al lado de Amparo.

-Venga Pablo, gánale a mi Vane! –Suelta entre risas-
-¿Porque haces hinchada por él? ¿Y no por mí? –Dije y le salpique-
-VANE NOOO!!! –Dice alejándose de allí y Amparo resultó la más perjudicada-
-HEEE pero vosotros sois como críos -Suelta arrojándonos sus gafas y riendo-
-Malú haz toples así Vane se desconcentre y no me gane!!! –Dijo entre risas Pablete-
-Noo, noo, pero como eres, ¿eh? No sabes perder! –Dije golpeando la pelota más fuerte, en dirección a Pablete-
-Goordaaa… -Dijo mi chica con ese tonito muy característico-

Y se acomoda mejor la parte de arriba del bikini de manera muy provocativa…

-No hagas eso… -Solté bajito mirándola embobada-

Y el pelotazo en mi cara me volvió a la realidad.

-Me arrepiento de no haberlo filmando con el móvil –Dice llorando de la risa Amparo-
-Ay por dios, tenías que ver tu cara malagueña… -Suelta llorando de la risa mi paisano-

Decido salir de la piscina e ir a buscar a la responsable de mi perdida de concentración que lloraba de la risa.

-Malú ven aquí que te voy a lanzar a la piscina –Dije amenazándola y ella correteaba por el jardín-
-Que no, que no, que llevo el bronceador coño! –Dice entre risas distanciándose-
-Que la pillen! Que la pillen! –Suelta Amparo haciendo palmas-

  • ·        La sexy madrileña corría sin parar (por el patio os aclaro, no pensar mal xD), y la sexy malagueña la iba a empujar. Pero en un leve descuido, Pablito se fue a aproximar, y así entre malagueños a Lula fueron a atrapar. xD rima, oye!


Narra Pastora
Qué manera de reír al ver como entre malagueños cogieron a Lula y la empujaron a la piscina.
Veo salir a Pablete de la piscina, nuevamente, cual escena sexy del agente 007, y hostias sino tuviera marido… ¿Pero que estoy pensando madre mía? Como os decía, el malagueño se dirigía hacia donde yo.

-Este lugar es una pasada mujer –Suelta tomando asiento a mi lado-
-Sii, es muy bonito, solemos venir junto a mi Francis en verano cuando tenemos un tiempecito

  • ·        A unos metros, en la piscina…


Narra Malú
Jugábamos con Vane con la pelota. Y en un momento decido zambullirme y aproximarme a su lado.

-Sonríe- ¿Te he dicho lo lindo que te queda ese bikini, gorda? –Suelta cerquita-
-La verdad que no… -Dije mirando para otro lado haciendo morritos-

Y coge mi cara con sus manos y me besa.

Narra Pablo
Voy a por unos refrescos a la cocina y regreso al patio. Me acerco a Pastora y me quedó mirando como raro.

-¿Estas bien? –Indagué preocupado, sentándome a su lado-
-Si mi niño, por cierto ese pelotazo en la cara de mi Amparo fue… -Soltó entre risas-
-Tendríamos que haberla filmado oye –Dije entre risas- Por cierto, esta noche haremos una rica barbacoa
-Siii –Dice emocionada- Le diré a Lula que haga la ensalada, que hoy al mediodía me dejó sola haciendo todo –Dice indignada- Todo por estar colgada del cuello de aquella malagueña –Suelta mirando a la pileta y reímos-

  • ·        Así pasaron la tarde, para la cena Pablito se puso de chef e hizo la barbacoa, la sexy madrileña se puso manos a la obra a hacer la ensalada y las otras dos se fueron a un sitio cerca de allí a comprar vino, porque a una desubicada se le dio antojo de vino en la cena, xD.


Narra Vane
Fuimos con mi Amparo a una tienda de ahí cerca, porque a mi chica se le antojaba beber vino. Espere en el coche hasta que mi amiga vino con una caja y la coloco en el baúl. Y así nos dirigimos nuevamente con los demás.
Ingresamos a la casa, con la caja en brazos. Y veo a mi chica colocando los platos en la mesa y sonriendo al ver que llegábamos. Viene directa hacia a mí a las apuradas, mi cara de tonta es para enmarcar. Enfundada en un jeans blue que le quedaba de maravilla, muy cómoda de zapatillas y una remera blanca semi escotada.

-Qué maravilla que hayan saciado mi capricho!!! –Dice al acercarse y quitarme la caja de vino-
-¿Oye ni un beso de agradecimiento? –Suelto golpeando su brazo con mi mano izquierda-
-Claro que si corazón… -Suelta sonriendo y acercándose sin soltar la caja-

Narra Malú
Cenamos, y nos dirigimos al salón. Mi chica junto a Pili recogieron las cosas de la mesa y con Pablete estábamos en el salón.

-Qué manera de comer mujer! –Suelta abriendo otra botella de vino-
-Sí, ¿eh? –Dije tocándome la barriga- Cocinas muy rico cariño –Dije abrazándolo por la cintura, mientras servía nuestras copas-
-Bueno mi niña, me alegra que te haya gustado –Suelta sonriendo-
-Que cansada de comer que estoy! –Suelta entre risas mi Vane, sentándose en el sofá y nosotros reímos también-
-Cuanto amor se respira por aquí mis niños, ¿eh? –Dice Pili golpeándome sutilmente con un cojín en mi culo-

Os aclaro que aún sigo abrazando al malagueño, así que envídienme.

-Vane que conste que no soy yo, ¿eh? Que Lula no me suelta- Dijo entre risas mientras aún seguía abrazándolo-
-Sí, cariño no te preocupes que sé muy bien que la buscona es ella –Dijo bebiendo su copa-
-Uhhhh! –Sueltan entonando los demás y yo reí-
-Bueno no me hagas hablar cariño mío, que la primera en desnudarme con la mirada haz sido tú desde el primer día que nos conocimos –Solté, tomando asiento en el sofá del enfrente, de mi chica-
-Weee mira las tácticas de mi paisana –Dice pícaro Pablete-
-No ayudas cariño mío –Dice entre risas mi chica- Y tu traviesa mía –Dice mirándome- Tú fuiste la que sin tapujos algunos me pediste mi móvil la primera vez que nos conocimos, así que no te me vengas aquí de muy inocente porque vamos… -Y yo reía-
-Que la tenía súper clara parece, ¿eh? –Dice Pili sonriendo-
-Pero es que íbamos a ser muy buenas amigas, que eso si lo tenía claro –Solté entre risas-
-Esto se está poniendo interesante –Suelta el moreno sentándose a mi lado-
-Ven mi vida, hazme compañía y defiéndeme de estos ataques –Solté poniendo mi mano en su pierna y el me abrazaba-
-Recuerdo esa noche que vosotras se conocieron. Estábamos hablando con un grupo de amigos y mi Amparo empezó a cantar “Trampas”, y esta niña –Suelta mirándome- entró y ni me saludó, quedó embobada en mi Amparo –Dice entre risas, Pastora-
-Es que ese es el encanto que tiene mi paisana, atrapa a todas con ese rollito de la música… -Dice Pablo, y Vane le lanza un cojín-
-Oye calladito te ves más bonito, ¿eh?
-No me amenazas, que si no hablo, ¿eh? –Dice devolviéndole el cojín y todos reíamos-
-Ya Pili, tampoco fue tan así, que yo me dejé llevar por la canción… -Me interrumpen-
-Sí, si ahora le llaman canción… -Dice bajito el malagueño y le pegué una palmada en la pierna y rió-

De pronto Pili pone la radio y sube el volumen. Me apetece bailar.

-AMO ESA CANCION! –Grité y cogí la mano del malagueño- ¿Bailamos? –Dije sonriendo-
-Venga. –Dijo con convicción.

Narra Vane
Disfrute todo como una enana. Sonaba Living la vida loca, a tope, y mi chica enloqueció. Amparo y yo éramos espectadoras. Y Pablete que se hacia el Ricky Martin, mientras la otra le bailaba, aunque mirándome más a mí.

Narra Pastora
Hacia palmas porque vamos, menudo show privado estábamos teniendo. Pablo que se movía cual Ricky Martin y la niña que le hacia la coreografía.

-¿Oye y no te da celos que esta mujer este haciendo estas escenas candentes delante de ti? –Pregunté vacilándola a mi Amparo-

Narra Vane
Mi chica sabe cómo hacerme perder la cabeza en segundos… ¿Cómo resistirse a eso?

  • ·        Uff imposible la verdad… Y más cuando te atropella con su mirada chocolate…

Eso sí es del otro mundo, o cuando te hace ojitos con picardía es como…

  • ·        Paralizante, así te deja cuando hace ojitos…xD

Acaso ya te los hizo que lo dices tan convencida ¿o qué?

  • ·        Por favor volvamos al libreto señorita Martin, ejem ejem.

Como os decía, ¿ven que mi chica es buscona?

-¿Que Amparo? –Dije sin perder mi vista de la anatomía de mi gorda-
-¿QUE SINO TE DA CELOS? –Exclamó, y la habrán oído hasta en Málaga-

Justo termino la canción y se escuchó la pregunta, obviamente.

-No para nada –Solté convencida-
-Ainnss, ¿mi gorda se puso celosona? –Dice acercándose-
-No, no para nada. Pero ya que estas tan con acercamientos con otro malagueño, sigue allí, a ver si que encuentres lo que buscas. –Dije haciéndome la ofendida, pero tenía ganas de reírme-

Ella ríe, sabe que estoy bromeando. Me coge la mano y me invita a pararme.

-Ven cariño, quiero enseñarte algo –Dice sonriente y me roba un beso-
-¿Adónde me llevas gorda? –Pregunté con intriga-

Narra Malú
La llevé afuera para tener un poquito más de intimidad. Moría de ganas de besar esos labios que tanto me enloquecen.
Caminamos hasta la orilla de la piscina. Lleva un jeans negro, blusa blanca semi escotada y zapatillas. La contemplaba de arriba abajo y ella observando el cielo.

-Oye pero que bonita noche hace hoy –Soltó mirando el cielo, estaba estrellado-
-Chii gorda –Dije haciendo voz de peque- Y es mucho más bonita porque te tengo a mi lado –Solté mirándola a los ojos y ella sonríe, y acaricia mi mejilla con su mano izquierda-
-Que mona que eres –Suelta y me besa-


  • ·        A una que le van a hacer ver las estrellas y Saturno, esta noche xD. Disculpen, mientras tanto dentro de la casa.

Narra Pablo
Estábamos observando por la ventana esta bonita escena romántica entre las niñas, mientras comíamos palomitas.

-Es que son tan monas, esto se parece a las novelas románticas de México –Dice suspirando Pastora-
-Mmm, si… toashflem dejkacuefk… -Dije con la boca llena-
-¿Qué? –Dijo mirándome arrugando el ceño-
-Que… -Mastiqué- Tienes razón mujer. Por cierto pásame la copa de vino

  • ·        Mientras tanto, el tonteo afuera seguía… (Carita perver del was). Las niñas se decían cosillas bonitas y se robaban más besos si cabe.


Narra Vane
Mi chica recordaba una anécdota de que íbamos a ir al gym antes de hacer este viaje, pero yo le di vueltas al asunto.
Me causo mucha gracia. Nos sentamos en unos sillones al lateral de la piscina, ella sobre mis muslos.

Narra Malú
Recuerdo muy bien aquella vez que por excusas mi gorda esquivaba ir al gym. Aquel día le envío un was.


-Oye tu tampoco te hiciste de rogar mucho cuando te propuse comer boquerones y caracoles, gorda… -Dice lanzando una carcajada y me contagia-
-Ya… Pero bueno, sabes que la comida es mi debilidad cariño…


Y así me terminó convenciendo a que nos juntemos por la noche en casa a cenar.



  • ·        Pero bien que mucho no se hizo de rogar la señorita Sánchez… Mientras tanto dentro la casa…


Narra Pablo
Estábamos con Pastora comiendo, el tercer plato de palomitas y bebiendo vino mientras veíamos a las niñas muy de charla y risas en el patio. Hasta que de pronto sonó un móvil.

-¿Sera el mío? –Dice Pastora y se dirige a la mesa donde estaba su móvil y el de las niñas-
-¿Y quién es? –Pregunté-
-Es el de Lula… Y es Rosa… -Dijo y me miró-

Miramos por la ventana, y estaba muy acaramelada encima de mi paisana que perdía sus manos en… Bueno ya me entienden.

-Hombre no vas a interrumpirlas ahora, ¿no crees? –Dije con cara de, ni lo pienses-
-No que va… -Dijo mientras dejaba el móvil sobre la mesa- Lo  puse en silencio. ¿Oye no crees que deberíamos ir a dormir nosotros?
-Si mujer, que mañana otra vez hay que regresar a la realidad y vorágine de Madrid –Dije abrazándola- Que descanses muy bien guapa
-Tú también mi niño –Dijo despidiéndose-

Narra Vane
Seguíamos recordando cosas con mi chica…

-Pero aun así de vaga y to, te amo cariño –Dijo robándome un beso tierno-

Me sujeta el rostro y mis manos se aferran a su cintura. Es nuestra última noche en la casa de campo de Amparo.

-Gorda… -Suelta entre mis besos- Deberíamos ir a nuestra habitación… -Dice suspirando, mientras beso su cuello-
-Si mi amor… -Dije obediente dejando de besarla-

Me mira y sonríe. Se levanta y me da la mano, me incorporo y abrazadas nos dirigimos a ingresar en la casa.

Y así fue el fin de semana de campo que pase junto a mi chica y amigos. Mañana otra vez volver a la rutina.



----------------------------------------------------------------------
Gracias por los minutos de su tiempo y pasar a leer ficción!!! :)